Roberto Rodriguez

País visitado: Suiza
Programa realizado en el exterior: Carrera de Hotelería
Institución Educativa: S.M.H.S.

Roberto Rodríguez tiene 25 años y estudió hotelería en la prestigiosa SMHS suiza, gracias a un plan de Odile Travel. Hoy día trabaja en San Francisco, en uno de los mejores hoteles del mundo. Desde allá contestó esta jugosa entrevista. Contanos en qué momento surgió la posibilidad de ir a SHMS… Cuando decidí estudiar hotelería, ya había ido a charlas informativas de SHMS y me había encantado. Así qué contacté a Federica Levrero y ella me encaminó todos los trámites. No sé por qué, pero siempre me gustó el mundo de la “hospitality”. No tenía dudas

¿Qué te pareció el lugar cuando llegaste?

Es espectacular, yo hice los tres primeros años en el campus de Leysin, que es un antiguo Méditerranée, así que imagínate. Los compañeros son en su gran mayoría orientales pero también hay muchos europeos y europeos del este. Uno aprende a conocer diferentes culturas y adquirir un poco de cada una. Los latinos éramos un grupo muy identificable y divertido.

¿Te divertías además de estudiar?

Bueno, si bien los horarios de salidas en Europa son totalmente diferentes, soy muy fiestero, así que salía bastante, pero muy temprano. No te olvides que el invierno es muy duro, y hay días en que ni se puede abrir la ventana por la cantidad de nieve. Si bien es difícil acostumbrarse a los diferentes horarios de las comidas (cena 6 pm), siempre había lugares a los cuales se podía ir para tener un late snack cerca de la Universidad.

¿Dónde hiciste tus pasantías?

Fueron tres semestres de pasantías, uno lo hice en un Marriott, en el Algarve portugués (F&B), otro en el Beau Rivage de Neuchatel (Over night manager) y el último en el Abama Ritz Carlton Tenerife (eventos).

Una vez terminada la escolaridad, qué hiciste de tu vida?

Cuando termine en Leysin, donde obtenés el Higher Diploma in Hospitality, decidí hacer un BBA, en Montreux, que es un año más. Montreux es una ciudad divina para estudiar y para vivir. La verdad gracias a mis padres tuve la posibilidad de visitar muchísimos lugares, pero Montreux es parte de mí, es una ciudad que adoro y a la cual volvería sin pensarlo dos veces.

¿En qué te beneficia haber estudiado en una de las mejores escuelas de hotelería de Suiza? ¿Qué puertas te abrió?

A los quince días de recibirme tuve una oferta de trabajo en Medio Oriente, en el Departamento de Ventas y Marketing en un preopening. Dejé ese hotel cuando renunció todo el departamento por problemas con la Gerencia, y trabajé después en un opening en Dubai, como Assistant Manager de un restaurant brasilero en el hotel.

¿En qué lugares has trabajado?

Trabajé en Abu Dhabi y Dubai. Pero cuando surgió la posibilidad de hacer un Management Training como Signature Butler en el St Regis de San Francisco, no lo dudé. Estoy aprendiendo muchísimo, viviendo en una ciudad estupenda ¡y qué decirte de Starwood! Una cadena ideal para trabajar. Estoy cumpliendo el sueño del pibe, acá te cruzas con el CEO de la compañía que se te ocurra, ¡Hollywood entero! Eso sí, se carga un gran peso en la espalda, ya que se brinda el mejor servicio Absolute (es uno de los únicos 72 hoteles 5 estrellas que hay en el mundo , 5 estrellas considerando todas las características).

¿Estás contento con la vida de gitano que elegiste?

Sí, me encanta esta vida. Claro que tengo 25 años y soy soltero. Probablemente cuando decida formar una familia lo piense dos veces, pero ahora no tengo fronteras, no le digo no a ningún lugar si el trabajo me interesa. Es lo maravilloso de la hotelería, el saber que hoy estoy en Estados Unidos y mañana puedo estar en Australia, es la vida que elegí.

¿Cuál ha sido el principal desafío?

Lo más duro es la primera pasantía, en lo laboral, uno está acostumbrado a tener a la familia cerca para cualquier cosa, pero cuando uno sale al mundo del trabajo por primera vez es un shock grande y no fue fácil. Como soy una persona muy determinada, lo superé rápido y me adapté a las circunstancias.